El río Žrnovnica hacia el mar

Volvimos al río Žrnovnica para dar un corto paseo en un ajetreado sábado de octubre. Aparcamos en el mismo lugar que en nuestra última visita y esta vez caminamos hacia el mar. Estaba tan bonito y claro como siempre. A Cirrus le disgustó que el agua estuviera más fría que en nuestra última visita, pero insistió en comprobarlo en varios sitios, por si encontraba un lugar más cálido. No lo encontró. Este tramo del río estaba un poco más concurrido, pero seguía sin estarlo. Esta vez sólo recorrimos un kilómetro y medio porque teníamos que hacer unos recados por la mañana y una videollamada a unos amigos por la tarde. Aun así, mereció la pena el corto trayecto hasta el sendero.

es_ESES
Scroll al inicio